Los estudios de Teología hunden sus raíces en los tiempos más remotos. Esta ciencia ha sido enseñada desde la antigüedad y con ella nacieron no pocas escuelas y bibliotecas.

En el mundo cristiano (católico, ortodoxo o protestante), las Escuelas, Seminarios y Facultades de Teología siempre han desempeñado y desempeñan un papel importante no sólo a nivel académico, tratando de desarrollar y explicar el objeto de su fe en el mundo actual y en diálogo abierto con las corrientes de pensamiento contemporáneas sino también a nivel pastoral, tratando de llenar las necesidades espirituales de los fieles. Por esa razón, los estudios de Teología a nivel universitario, estatal o privado, que cuentan con una larga y fecunda tradición, mantienen en la actualidad toda su vigencia, lo que explica su presencia en la mayoría de países del mundo y especialmente en universidades europeas de prestigio.

La sociedad española es una sociedad avanzada que requiere respuestas profesionales tanto a sus necesidades como a sus inquietudes. Partiendo de esa realidad, la FAT oferta los títulos de Grado en Teología y Máster en Teología.  Su objeto es responder adecuadamente a las necesidades de las iglesias e instituciones en las que los titulados desarrollarán sus actividades profesionales y así servir al resto de la sociedad en la que la iglesia está integrada.